Volando a Río (Flying down to Rio)

En época de los juegos de verano en Río de Janeiro, me encontré con esta cinta de 1933. Protagonizada por el norteamericano Gene Raymond y la participación estelar de la actriz mexicana Dolores del Río, catapultó a la fama en el reparto a la pareja de bailarines Ginger Rogers y Fred Astaire. Encajada dentro del género de comedia musical, orientó la visión estadounidense de Sudamérica en la década del 30.

Dolores del Río interpreta a la bella y rica aristócrata brasileña Belinha De Rezende, mujer vanidosa que está de viaje en Miami, EE.UU, en compañía de su madre, una señora encopetada y harto quisquillosa. Allí conocerá al director de orquesta que flechara su corazón, el apuesto rubio Roger Bond (Gene Raymond). Los dos bailan una noche en el hotel que se hospedan y, por casualidades de la vida, viajarán juntos en el avión de Roger. El padre de Belinha tiene un lujoso hotel en Río de Janeiro, allí llegarán los enamorados y toda la orquesta de músicos.  

El zapateado de claqué y las coreografías de Foxtrot de Astaire y Rogers se combinan con la americanización de la música “carioca” de Río de Janeiro, ciudad que por más de tres siglos fue la capital económica y política de Brasil hasta la década de 1960. Pese a que la película se rodó en los estudios de RKO en la sexta avenida, sobre las imágenes previamente tomadas de Río y las playas de Malibú haciendo de exteriores, mantiene la representación de los sudamericanos como gente alegre, fiestera y con el sabor tropical en la sangre, temática recurrente en este largometraje a blanco y negro.


En la inauguración de los juegos olímpicos de Río 2016 en el estadio Maracaná se vio sobrevolar una réplica del avión 14-Bis diseñado por el brasileño Alberto Santos Dumont (para el que algunos es el padre de la aviación y que ha suscitado todo tipo de polémicas por la supuesta invención de los hermanos Wright), evento que recordé al ver el show aeronáutico de las bailarinas en Flying down to Rio. Haciendo todo tipo de coreografías, maromas y acrobacias en los aviones de utilería, esta chicas debieron ser todo un acontecimiento en el celuloide del Hollywood de 1930.



   

0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Text Widget