Home » , , , , » "House of Cards": La miniserie de la BBC

"House of Cards": La miniserie de la BBC

La adaptación más fiel al libro de Michael Dobbs, House of Card, es sin duda la miniserie producida por la BBC en 1990. En el primer episodio, Francis Urquhart, cómodamente apoltranado en un sillón, sostiene y observa un retrato de Margaret Thatcher, la dama de hierro, al tiempo que dice “Nothing last forever”. En seguida la cámara muestra el rostro alargado de Urquhart, de cabellos canos y ojos claros, rompe la cuarta pared y le habla al espectador.

En época de elecciones, la miniserie retrata todo el mundillo político de la monarquía parlamentaria inglesa de la década del 90. Henry Collingridge, un primer ministro indeciso y manejable, tiene como sus más cercanos colaboradores a Lord “Teddy” Billsborough y Francis Urquhart, el whip o jefe de partido. A diferencia del Francis americano, el británico tiene cierto aspecto taimado y marrullero. La elegancia y el humor británicos también marcan la diferencia. Con solo ver la secuencia de apertura, el travelling que muestra los puentes y las avenidas de Londres, además de la torre del reloj del Big Ben y el palacio de Westminster, donde se encuentran las dos cámaras del parlamento (la cámara de los lores y la cámara de los comunes), se ve el cuidado y esmero en la impecable realización de la adaptación de la obra.



La prensa tiene un rol determinante en el libro y en las adaptaciones. Todas las filtraciones y escándalos (económicos y sexuales) que teje e hila Urquhart para tumbar al primer ministro, se hacen por medio de la colaboración de Mattie Storin, la joven periodista rubia del Chronicle. “You might very well thing that; I couldn’t possibly comment”: es la famosa replica que le hace Urquhart a todas las sospechas de Mattie. La chica fornica con el viejo whip (le llama de modo grotesco Daddy) y termina enamorándose de él. Su curiosidad por buscar conspiraciones dentro del parlamento, poco a poco, va volviéndose un asunto molesto para el inescrupuloso Whip, quien entonces decide tirarla desde la azotea del palacio de Westminster.


Y bien, el otro personaje que es fielmente interpretado en la obra de la BBC es Roger O’Neill, el director de las relaciones públicas del partido conservador. Un tipo inestable, nervioso y adicto a la cocaína, que termina siendo asesinado por Francis. La ejecución de este asesinato tiene todas las características de un homicidio de un thriller de suspenso. Urquhart y su esposa, Elizabeth, invitan al susodicho a su casa de campo en las afueras de Londres. Urquhart lo emborracha, lo duerme y después le introduce veneno para ratas en el contenedor de cocaína de su maleta; con el aval y el consentimiento de su mujer. El borrachín se va conduciendo de la casa de sus anfitriones y hace una parada en un lugar para entrar al baño. La policía saca el cadáver del sanitario, tieso, gris y con la cara chupada. Como se ve, el criminal no deja rastros en la escena del crimen y logra evadir cualquier cabo suelto.  


0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Text Widget